Blog

Lujo botánico


100% natural, puro y único.

Tres palabras que describen a la perfección el nuevo tratamiento facial que lanzamos en carta.

Hace unos meses comenzamos a crear una línea de cuidado facial exclusivamente para el uso en cabina.

Su desarrollo ha sido muy lento y costoso, ya que no se trata de una línea de cosmética orgánica sin más, sino de una gama de productos cosméticos elaborados exclusivamente con materias primas frescas, obtenidas de nuestros propios cultivos biológicos del taller Flores del norte, así como la recolección de hierbas y flores silvestres de nuestro alrededor.

Esto se traduce en hidrolatos elaborados con nuestro alambique, aceites esenciales obtenidos de la destilación de lavanda, hinojo y petitgrain. Por primera vez probarás el hidrosol de hierba de San Juan y macerados de flores y plantas medicinales, como el exquisito oleato de melisa y caléndula, o la tintura de equinácea recientemente recolectada a principios de agosto.


Con todos estos maravillosos productos, hemos creado una cura cutánea para tu rostro totalmente personalizada, con el fin de cuidar tu piel con el máximo conocimiento profesional. Solo así obtenemos una terapia facial única, con ingredientes vivos que estimulan la regeneración celular y la síntesis de colágeno, para un rostro resplandeciente, nutrido y rejuvenecido. 

Sus aromas son tan increíbles que con solo cerrar los ojos, y dejarse mimar por nuestras manos, te invitan a transportarte a plena naturaleza.


El tratamiento facial “Renovador” es una terapia totalmente personalizada donde todo se ajusta perfectamente a las necesidades de cada piel, estado y edad.


El ritual comienza con un profundo desmaquillado y purificación de la piel por “capas”, donde se respeta totalmente el equilibrio del manto hidrolipídico.


La primera mascarilla, a base de arcillas y micronizado de pétalos de rosa, exfolia y purifica suavemente, dejando la piel pulida y preparada para absorber el cocktail de nutrientes que aporta un serum personalizado de acción antioxidante, a base de aceites vegetales de primera presión en frío y la combinación de los aceites esenciales elegidos por la terapeuta.


Tras un masaje con cuarzos rosas, de acción drenante y reafirmante, en cuello, rostro y contorno de los ojos, llega la segunda mascarilla; un exquisito cataplasma a base de semillas de lino y avena, que añaden un plus de vitaminas a la piel.
En este momento de reposo, una exfoliación de pies refrescante con extracto de menta y lavanda.


El resultado es una reparación tan exhaustiva que muestra un rostro suave, luminoso, descansado y altamente hidratado. 


Por último, nuestra facialista elaborará un serum único, acorde a tu piel, de tratamiento para quince días.




Descubre el nuevo facial de culto para una belleza esencial.


Comparte ahora
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario